Actividades

¿Qué actividades y por qué?

La Asociación Izourane (que en bereber significa raíz, orígenes) nace para dar respuesta a numerosos aspectos relacionados con las mujeres y sus familias de la comunidad de Hassilabiad.

Las mujeres que forman parte de la Asociación, unas cuarenta en la actualidad, no solo impulsaron la creación del Museo de la Cultura Nómada, sino que lo gestionan de forma cooperativa. Ellas ofrecen las visitas guiadas durante el recorrido y se encargan de vender los productos en la tienda y asesorar a los/las clientes. Han recibido formaciones específicas sobre museística y han asistido a talleres para fomentar una real autogestión del Museo.

La gestión del Museo es por tanto, solo una parte más del trabajo que desarrolla la Asociación de mujeres Izourane. Ellas pretenden que Hassilabiad se desarrolle plenamente y esto pasa por apoyar a las mujeres y sus familias por tal de afrontar los numerosos desafíos del día a día. Se apoya tanto a mujeres solteras, casadas, divorciadas, con o sin hijos, entendiendo que las labores de crianza requieren de un apoyo especial.

Todos las actividades de la Asociación

Guardería

Por tales motivos, desarrollan dos proyectos educativos. Uno es una guardería, a ella acuden los más pequeños/as. Este servicio se ofrece todas las mañanas. Los pequeños/as hasta los tres años, acuden cada día para realizar actividades como juegos o iniciación a la lectura. La guardería cuenta con un pequeño espacio, un aula que se encuentra en las instalaciones de la Asociación.

No hay mucho material educativo pero este tiempo en la guardería permite a las madres desarrollar otras actividades mientras sus hijos/as no están en la casa, como elaborar artesanías o encargarse de las labores del hogar. Para los niños y las niñas esto supone un tiempo invertido en su educación, este espacio evita que los pequeños puedan pasar tiempo solos/as. El servicio es gratuito.

Apoyo Escolar

El segundo proyecto educativo que desarrolla la Asociación es el apoyo escolar. Una de las mujeres de la Asociación ofrece clases de apoyo escolar, también de forma gratuita a un grupo de niños/as a la salida de la escuela. Este tiempo sirve para reforzar los contenidos aprendidos en la escuela, ofreciendo así una atención más personalizada, resolviendo dudas y aportando más seguridad a los niños y niñas. La encargada de ofrecer este apoyo escolar es maestra, realiza esta actividad de forma totalmente vocacional y lo compagina con su trabajo.

Para la mayoría de madres y padres de los niños y las niñas, es muy complicado ayudar a sus hijos en las tareas de la escuela, hay un gran número de personas analfabetas. Este espacio educativo pretende romper con esta peligrosa dinámica que asocia pobreza, analfabetismo, falta de oportunidades y de nuevo, cronificación de la pobreza.

Cocina

Otra de las actividades que todavía no se desarrollan pero que suponen un estimulante proyecto de futuro, esperemos que muy próximo, es la cocina. Este espacio que existe pero que todavía no tiene un real uso pretende potenciar en las mujeres de la Asociación la parte relacional, la económica y la formativa. Hay que resaltar que el concepto de comida en los países árabes está íntimamente ligado al de hospitalidad, en muchos de los casos servir una comida al invitado/a es una oportunidad para honrarle.

Hay que tener en cuenta también que el espacio de la cocina es tradicionalmente en Marruecos un lugar femenino donde los hombres no suelen participar. Una buena potenciación de la cocina supondría un complemento perfecto a la visita del Museo, tras el recorrido, los turistas y visitantes podrían degustar platos típicos de la cocina bereber, hechos por las mujeres de la Asociación. Sería una buena forma de introducir al turista en esta dimensión culinaria y cultural de la gastronomía amazigh y por otra parte, estos platos aportarían unos ingresos económicos muy valiosos para la Asociación pues las mujeres se autofinancian. Este dinero les facilitaría independencia para emprender nuevas actividades y para gestionar los gastos que el Museo y la Asociación generan.

Tatuajes de henna

La realización de tatuajes de henna es otra de las actividades que se desarrollan en la Asociación. Los bereberes han utilizado históricamente el tatuaje y la pintura corporal a base de henna para adornar el cuerpo con fines ornamentales, mágicos y terapéuticos. El tatuaje es uno de los ritos más ancestrales de la cultura amazigh. Se suele asociar a ceremonias que simbolizan el paso de la adolescencia a la vida adulta, se utiliza como símbolo de pertenencia a un grupo, como distintivo de belleza y ocupa un lugar muy importante en las celebraciones de las bodas, se tatúan tanto las mujeres como los hombres aunque de formas distintas. Los usos de la henna son plurales, incluyen los rituales, los medicinales, los cosméticos, y los estéticos, y han ido reconfigurándose dentro del proceso de cambio social y cultural que ha experimentado Marruecos en el pasado siglo y en el presente. En lo que se refiere a los diseños realizados con la henna, la mayor parte de los motivos son geométricos y florales.

La henna con la que tatúan las mujeres de la Asociación esta plantada, molida y preparada por ellas mismas de la forma tradicional. Hay henna disponible para la venta en la tienda del Museo tanto para hacer tatuajes como para tintar el pelo como tinte natural.